El «modelo Madrid» de los ciclocarriles, o la eterna doble fila

El «modelo Madrid» de los ciclocarriles, o la eterna doble fila

En la última década proliferaron los ciclocarriles en la ciudad de Madrid, es decir, carriles de circulación compartidos entre vehículos a motor y bicicletas, con la velocidad limitada a 30 km/h. Estas infraestructuras se extendieron por el centro de la ciudad y empezaron a ser exportadas también a barrios más periféricos, constituyendo lo que algunos empezaron a denominar «modelo Madrid». Aunque pocos niegan que en muchas calles los ciclocarriles pueden ayudar a «legitimar» la presencia de bicicletas (por si acaso alguien dudara de su legitimidad), también se ha visto que en algunas calles los ciclocarriles son innecesarios o, simplemente, ignorados por los coches.

Y es que, para conseguir avanzar en la normalización del ciclismo urbano, no hay soluciones mágicas. Quizá cada barrio o cada zona puede requerir una solución diferente. Lo que sí se necesita en TODAS las zonas, desde luego, es EDUCACIÓN. Eso es precisamente lo que le falta a muchos conductores, tanto de vehículos a motor como -incluso- de bicicletas. El «modelo Madrid» debería basarse en el respeto mutuo, pero desgraciadamente no siempre es así.

El «Modelo Madrid» es insuficiente.

Durante la primavera de 2017 hemos recibido algunos vídeos de seguidores de esta web. En este caso recopilamos un gran número de vídeos que tienen en común haber sido rodados de noche, en los que podemos ver muchas actitudes incívicas. Llama la atención ver a CIENTOS de vehículos (principalmente taxis) tranquilamente estacionados sobre un ciclocarril, sin importarles lo más mínimo el grave perjuicio que causan a los ciclistas, obligados a salirse del ciclocarril y asumir mayores riesgos para poder circular.

También siguen siendo muy comunes los giros cerrando la trayectoria del ciclista, que denotan una gravísima falta de empatía, a veces llegando al desprecio por la vida de los demás. No son pocos los conductores motorizados que muestran conductas agresivas contra el colectivo más débil, en este caso el de los ciclistas.

Hay que educar más.

Y en resumen, esto es solo un pequeño ejemplo de lo que nos encontramos de manera cotidiana por las calles de Madrid. El «modelo Madrid» debería revisarse, mejorarse y, sobre todo, difundirse. Hay que realizar muchas más campañas de concienciación y educación, enseñar a los más pequeños e incidir también en los conductores profesionales, que son los que más presencia tienen en las calles. Porque en la educación está la base de la convivencia.

Faltas de respeto al ciclismo urbano – Bicidenuncias de Junio

Faltas de respeto al ciclismo urbano – Bicidenuncias de Junio

El ciclismo urbano merece todo el respeto por parte de los conductores de vehículos a motor. Para empezar, y en contra de lo que algunos presuponen, la fluidez del tráfico se ve muy beneficiada por la presencia de bicicletas. No sólo porque el espacio ocupado por una bicicleta es menor que el de un coche, sino porque la agilidad en su movimiento permite asímismo dinamizar la circulación en general. Por desgracia, no todos los conductores a motor entienden que el ciclismo urbano les ayuda incluso a ellos mismos, y algunos tienen comportamientos poco favorecedores o agresivos hacia los ciclistas.

El siguiente vídeo es una colaboración de Fernando, un lector del blog que nos ha aportado buen material rodado a primeros de Junio en diversos puntos de Madrid, en el que se muestran diferentes casuísticas de falta de respeto de los coches hacia las bicicletas:

 

Si es verdad que en algunas situaciones una bicicleta puede circular más lentamente que un vehículo a motor (por ejemplo, cuesta arriba), no es menos cierto que la velocidad promedio a lo largo de un trayecto normal no es tan diferente, e incluso hay trazados en los que una bicicleta puede sacar partido de su flexibilidad, reducir los tiempos de desplazamiento y, por supuesto, simplificar la logística necesaria en términos de aparcamientos, señalizaciones, etc…

En este otro vídeo recogemos algunas escenas adicionales grabadas por nosotros mismos:

 

La bicicleta es un vehículo más, con todos los derechos a circular y a ocupar el espacio en la calzada. Y si hablamos en términos de eficiencia, de ahorro energético y de impacto medioambiental, obviamente no hay comparación posible con otros vehículos. Todas las ciudades deberían establecer medidas para incentivar el ciclismo urbano como una forma de optimizar recursos, reducir la contaminación y, en definitiva, hacer la vida más agradable para la mayoría de los ciudadanos.

Colaboración de un lector – Distancia lateral y taxi en rotonda

Colaboración de un lector – Distancia lateral y taxi en rotonda

En este vídeo que nos ha aportado amablemente Fernando, seguidor del blog «Bicidenuncias», se aprecia un adelantamiento sin respetar la distancia de seguridad y un taxi que irrumpe en sentido contrario en una rotonda para adelantar ilegalmente al ciclista…

Animamos al resto de lectores que tienen cámaras de vídeo a que nos envíen colaboraciones como esta. No se trata de defender que Madrid no sea una ciudad adecuada para el ciclismo, sino todo lo contrario. Se puede ir perfectamente en bici por la capital. Con estos vídeos precisamente queremos incidir en que la mayoría de los conductores se comportan adecuadamente, pero hay algunos que no tienen respeto ni empatía hacia los demás, y debemos denunciarlos.

Si saben que su comportamiento puede ser denunciado, hasta los más cafres se lo pensarán dos veces antes de poner en riesgo a otro vehículo con el que comparte la vía pública.

Gracias.

Presentar una denuncia voluntaria de tráfico

Presentar una denuncia voluntaria de tráfico

Cada vez suscita más interés la posibilidad de presentar una denuncia voluntaria de tráfico para que las infracciones cometidas por los coches, especialmente aquellas que pueden suponer graves riesgos para la integridad de los ciclistas, no queden impunes.

20160401_Registro_Bicidenuncia_Presentada_PixeladaEn este artículo vamos a explicar de forma clara y concisa cómo debemos proceder para presentar una denuncia voluntaria de tráfico en Madrid (ciudad). Según nos informa «gesmultas@madrid.es»:

El Reglamento de Procedimiento Sancionador en materia de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial aprobado por Real Decreto 320/1994, de 25 de febrero (B.O.E. de 21.4.94), recoge en su artículo 7 que cualquier persona podrá denunciar al conductor de un vehículo (denuncia voluntaria) por hechos que puedan constituir infracciones a los preceptos de la Ley de Seguridad Vial o de sus Reglamentos.

Esta denuncia podrá formularse verbalmente ante una patrulla de policía municipal, o también se podrá acudir a la comisaría de policía que tenga más cerca, o a través de escrito dirigido a la Subdirección General de Multas de Circulación (Departamento de Instrucción de Multas de Circulación) C/Albarracín, 33 – 28037 Madrid, explicando los hechos.

Cada vez más ciclistas llevan cámaras de vídeo que permiten registrar estas acciones y utilizarlas posteriormente como pruebas. Aunque no es imprescindible presentar una grabación, puede resultar un buen apoyo en estos casos.


Pasos a seguir para presentar una denuncia voluntaria de tráfico en la ciudad de Madrid:

  1. Es importante conservar la grabación original para el caso de que se nos reclame con posterioridad. También se puede generar un CD con el fichero de vídeo y entregarlo como documentación adicional (recomendable).
  2. Tomar buena nota del lugar exacto donde se produce la infracción (calle y número), e incluso la declaración de algún testigo, si los hubiere.
  3. Redactar un escrito explicando los hechos e imprimir dos copias. Para ayudaros en esta tarea, he creado un documento en formato.
  4. Presentar el escrito, acompañado del CD con el fichero de vídeo, si procede. En la oficina de la calle Albarracín, 33, hay un dispensador automático de turnos, donde debemos pulsar la opción «Registro», que nos dirigirá al primer mostrador a la izquierda. No suele haber cola y la gestión es rapidísima. Presentamos el documento escrito y, si queremos, lo fotografiamos para constatar su registro de entrada, o bien presentamos dos copias para que nos sellen una de ellas.
  5. Esperamos por si en algún momento nos llaman para pedir la grabación que corrobora los hechos.
Si queréis, podéis descargar este modelo de denuncia para agilizar el trabajo: en formato Open Office (ODT), Word (DOC) ó PDF

Si después de presentar una denuncia voluntaria de tráfico no recibimos ninguna noticia es porque el proceso sigue su curso y el denunciado recibirá la sanción, que podrá recurrir según la ley. Si no lo hace, tendrá una sanción firme. Si presenta un pliego de descargo, es posible que la autoridad decida aceptar la prueba documental o que la desestimen, con lo cual podría anular la multa por falta de pruebas. Sería su palabra contra la nuestra. Pero en el peor de los casos, el infractor se habría tenido que tomar la molestia de recurrir.

Para denunciar infracciones producidas fuera del casco urbano o en otras ciudades, se pueden presentar escritos similares ante la Jefatura Provincial de Tráfico que corresponda (para denuncias interurbanas), a la Policía Municipal o directamente a las oficinas de atención al ciudadano en los ayuntamientos de ciudades más pequeñas.

Conducción preventiva e invasión de carriles

Conducción preventiva e invasión de carriles

La «conducción preventiva» consiste no sólo en anticiparse a las acciones de los demás usuarios del espacio público (peatones, coches, motos…) sino también en ocupar nuestro espacio por el centro del carril, hacernos visibles en los semáforos y, en resumen, todas aquellas medidas que nos llevan a evitar conflictos y, en último extremo, accidentes.

Si algo hemos aprendido bien los ciclistas, después de muchos años moviéndonos por las calles de Madrid, es la necesidad de realizar una «conducción preventiva». A pesar de eso, hay muchos coches que no respetan las distancias laterales de 1,5 metros ni las distancias lineales de 5 metros, realizando un acoso difícil de soportar. A veces nos adelantan aproximándose de forma peligrosamente calculada y dando acelerones para «demostrar» quién es el rey del asfalto. Estas agresiones pueden tener consecuencias mucho peores si los ciclistas cedemos y no somos capaces de ocupar el centro del carril.

Aprovechamos para compartir estos vídeos enviados por el usuario Carlos López en los que se aprecian situaciones cotidianas de tráfico en Madrid, rodados durante este primer trimestre del año 2016.

  • En primer lugar vemos un vídeo rodado con la cámara trasera, en el que se aprecia la agresividad de los conductores que no respetan ninguna de las distancias, realizando un evidente acoso al ciclista y generando situaciones de mucho riesgo:

  • En este otro vídeo se aprecian las prisas de un taxi, que demuestra mucho más interés en su propia carrera que en respetar la vida de quienes compartimos su espacio.

 

  • A continuación, en sólo 31 seguntos (en las proximidades de una interesección importante) se ve a un taxi parando en cualquier sitio sin apenas avisar, otros que deciden cambiar de carril súbitamente… Típicas situaciones de prisas y maniobras que, si no pueden tacharse de ilegales, sí al menos de «carentes de empatía»:

Y como propina, ya que hablamos de invasión de espacios, aquí tenemos a una moto haciendo lo mismo… en el espacio de los peatones!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies